jueves, 23 de octubre de 2008

La triste historia de Chico Cerilla



Y tú... ¿Qué piensas? ¿No te parece más atractivo algo o alguien que sea diferente a ti?

3 AÑADEN SU COMENTARIO:

María Rosel dijo...

Todos tenemos la gran suerte de conocer a muchos "chicos Cerilla". ¡Hagamos que con nuestro opoyo brillen con luz propia!

Rafael Lizarraga dijo...

¿Te gustaría ser un chico o chica cerilla? No verdad. Entonces, ¿qué haces para que nadie lo sea?

Maite dijo...

Como bien dice María, conocemos muchos niños y niñas cerilla. No se trata de que no haya chicos cerilla, no tiene nada de malo serlo y ¿Quién te dice que yo no lo sea, y además me empeñe en seguir siéndolo? El mensaje que quería dar es otro: se trata de valorar la diferencia, es más, de mostrar que, por lo menos para mí, es más rica la diversidad, no el pensamiento único, el modo de hacer único... como bien dice mi compañera mi trabajo no es evitar que los chicos cerilla lo sean, sino conseguir que brillen con luz propia. Me esfuerzo todos los días de mi vida para conseguir que ellos sean lo que son, aspiren a lo que quieran ser y los demás "los no chicos cerilla, los "normales"" sean capaces también de salir de ese corset que a veces les colocamos para no "salirse" de la norma, de lo común.